LA REALIDAD VIRTUAL Y SU PAPEL DISRUPTOR EN LA ARQUITECTURA

POR CRAFT ARQUITECTOS

Recientemente, tuvimos el gusto de presentar el proyecto CORE 31 en un evento que tuvo lugar en la sede de Porsche Interlomas.

Una de las peculiaridades de esta velada fue el lugar primordial que tuvo la tecnología para acercar nuestra idea al público.

Y hablamos de cuestiones que van más allá de la conectividad o del apoyo de imágenes (renders), que son más que comunes en la labor diaria de prácticamente todos los arqutiectos que conocemos.

Nos referimos, más bien, a la utilización de elementos como la realidad virtual, pues recurrimos a este tipo de herramientas inmersivas para dar a conocer a los visitantes lo que será CORE 31 una vez que se construya.

Por medio de esta tecnología, el visitante no se queda con la segunda dimensión que implica la imagen y el video, sino que se adentra en un mundo que aún no existe en la vida real, pero que representa, de forma cada vez más fiel, desde un concepto hasta detalles precisos.

La realidad virtual (VR, por sus siglas en inglés) surgió, como muchas tecnologías, como un avance en el campo del entretenimiento y fueron, precisamente, las grandes empresas de videojuegos y desarrolladores de este sector, los que dieron el primer gran empujón para que avanzara en la esfera tecnológica.

Sin embargo, con el tiempo, la experienca que ofrece la realidad virtual se ha colado a campos tan diversos y contrastantes como puede ser la aviación, la industria bélica, la medicina y, por supueso, la arquitectura.

Los arquitectos, en esta intención de llevar al gremio a alcances que trascienden a la obra (cómo impacta en su entorno urbano, de qué manera envejece, qué tipo de recursos son necesarios para que se convierta en un edificio sustentable o ecoamigable, incluso), debemos tomar en cuenta el valor que este tipo de tecnologías aportan.

VR también es efectivo, por otro lado, como un elemento de trabajo colaborativo con los mismos clientes, pues contribuye a una interacción sin precedentes, en las que se pueden aterrizar las ideas de ambas partes y llegar a acuerdos que se hacen evidentes antes de entregar la obra.

La Realidad Virtual, al igual que la Realidad Aumentada –una especie de tecnología hermana— tienen un trecho largo por andar en lo referente a la evolución y precisión que son capaces de alcanzar (al menos en el medio accesible para los arquitectos).

Pese a ello, podemos recomendar algunos de los principales softwares que están a la mano de los arquitectos y con las que se puede empezar a experimentar el modelaje de la era digital:

ARki: Funciona como un servicio que da vida a tus renders. Es una buena opción para tener una visualización previa de Realidad Virtual tomando como base los modelos 2D y 3D del proyecto. Los resultados se pueden compartir en tiempo real a través de redes sociales.

Storyboard VR: Es una herramienta gratuita, así que se trata de un servicio muy básico y una gran opción para empezar a experimentar las nuevas tecnologías de modelaje. Lo mejor de todo es que permite a los usuarios trabajar desde archivos 2D para escalarlos al siguiente nivel.

Fuzor: Esta herramienta trabaja de la mano de Revit y actualiza, en tiempo real, las modificaciones que se realizan sobre el proyecto.

Se trata de un software para expertos, en el que se pueden adelantar aspectos como la iluminación o la visibilidad.

 

Fuentes: Archdaily, La Vanguardia.com, cosasdearquitectos.com

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *